Publicaciones

Dejar el paraíso de Bali en medio de la ‘pesadilla’ provocada por el COVID-19

Y sí, estoy bien, aunque me recuerdo que también se vale no estarlo, como lo estamos tantos. Es entonces que me permito estar triste por los cambios y las pérdidas sufridas en el corto tiempo; por la incertidumbre de no poder volver a casa pronto; porque no puedo proteger a todos los míos ni desde aquí ni estando allá a su lado. Tengo sueños largos en los que no pasa mucho: encuentro una rama seca y la pongo en la mesa para cada diez o quince minutos cortar una de sus ramitas hasta que la voy dejando hecha un tronco. Sus ramitas ahí, al lado, pero escindidas.

Estambul, sueños de infancia

Me cuesta hablar de Estambul sin volver a sentir en mi cuerpo el asombro. Pronuncio su nombre y de pronto una oleada color durazno, rosa pastel y azul celeste me inunda la cabeza. Entrecierro los ojos para ver las telas que ondulan con el viento entre las multitudes; para oler las especies, probar de nuevo el té negro y té de manzana y así, entre la novedad y sobre estimulada, camino en silencio para poder prestar atención a este nuevo sitio al que llevo tanto tiempo queriendo llegar.

The symphony in a good meal

An exchange in which the chefs simultaneously move their entire restaurant to the other side of the world, so as many lucky people sit in the Rijksmuseum’s eating the most fantastic Indonesian food from the best restaurant in Indonesia, I will have the opportunity to be here, in Bali, sampling a menu that is one of the best in all of the world, and anticipating an unforgettable culinary journey.

formed by home

Formed by home

I was born and raised in Mexico City, one of the largest and most populated cities in the world. It’s estimated that 21 million live in the mega-metropolis. But it wasn’t until I left to travel the world that I understood what it felt like being one amongst the 21,000,000 Mexicans with whom I share and navigate a common life in the streets, markets, metro, cinemas, shops, etc., of my city.

hagamos ruido

Hagamos Ruido

Por las calles, en las plazas y en los parques. Abran la voz al ruido; en sus casas, en la casa de la tía, en la esquina de la cuadra, en la panadería, en el supermercado, en las universidades, en los restaurantes, en los cines, en los centros comerciales, en las cocinas y sobre todo …

Hagamos Ruido Read More »