Angustia Por Insuficiencia

Me atrevo a hacer esta confesión no porque tenga que hacerlo, lo cual probablemente también sea cierto, sino porque confío en que hay más gente que se siente o se ha sentido como yo, y si eso es cierto, también hay más gente a la que le hará bien saber que no está sola, que a veces nuestra cabeza (o el mono loco que vive en ella) es incontrolable y nos juega trucos que nos afectan en el cuerpo. Y principalmente porque creo, de todo corazón, que se puede superar, que hablarlo ayuda y que tienen que formas de entrar en calma.