otono-eda-sofia-crossingsolo

Otoño y Mi Hermano

Otoño, digo con la voz que no emite sonidos, y aparecen frente a mi puñados de hojas secas que ha juntado mi padre para que de un salto me arroje a ellas descubriendo como cruje la llegada de una estación nueva. Otoño, y me imagino con mi hermano; poniéndonos los googles de la alberca para aventurarnos a bucear en montañas de hojas secas que han sido apiladas afuera de la casa en Minnesota.