Cinco lecturas abrasadoras

A mí, cuando leo, me gusta, más que hacerlo para cerrar mi día con calma, hacerlo para amanecer en mí preguntas y sensaciones que me persigan por días, alentándome a ir en busca de nuevas respuestas y experiencias.