Una Meta

“Todo había cambiado de repente: el tono, el clima moral. No sabías qué pensar, a quién escuchar. Era como si durante toda tu vida te hubieran llevado de la mano como a un niño pequeno y de pronto, te encontraras solo y tuvieras que aprender a andar. Ya no quedaba nadie (..). En aquel tiempo sentías la necesidad de comprometerte con algo absoluto -la vida, la verdad o la belleza- que gobernara tu vida y reemplazara unas leyes del hombre que habian sido descartadas. Sentías la necesidad de entregarte a una meta ultima con todas tus fuerzas, sin reservas, como no habías hecho nunca en los apacibles viejos tiempos, en la antigua vida que ahora estaba abolida y había desaparecido para siempre.” -Doctor Zhivago de Boris Pasternak

Deseo con toda el alma que cada uno de ustedes (cada ser humano) pueda algún día; de su propia forma, vivir y sentir muy dentro de sus almas lo que en estos momentos tengo la oportunidad de estar experimentando.

Los quiero, Sofia

UNA META

Mail escrito a mi familia y a la “bandita” el 31 de mayo de 2009, 3:51 desde Findhorn, Escocia. Lugar que ahora veo en fotos y puedo casi oler; casi. La humedad, el frío, el olor del heno, el té caliente, mi pequeña habitación… el estar sóla, tan lejos, aprendiendo tantas cosas. Me sentía tan grande y ahora, es extraño, es como ser y no ser la misma. Me gustaría poder tener una conversación conmigo; la de entonces.

Hace 10 años. Yo no recuerdo haber leído Doctor Zhivago.

El mail original…

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *